Este masaje tiene sus orígenes en las tradiciones espirituales de los hawaianos originarios de la Polinesia y se desarrolla a la par de la cultura hawaiana.

Es una forma de masaje ancestral que se basa en la filosofía Huna, y era realizado por los Kahunas, esta palabra significa: Guardianes del secreto (Kahu: guardián Huna: secreto).

Uno de sus propósitos es relajar el cuerpo, la mente y el espíritu. Abarca todo el cuerpo, con un profundo, rítmico y controlado masaje realizado con ambas manos y  se asemeja al movimiento de las olas del mar.

El lomi lomi (“presionar, frotar, masajear”) nos facilita para reencontrarnos con nuestra naturaleza interior y a comunicarnos con el universo y su sabiduría profunda. Al ahondar en nuestro ser nos posibilita liberar los bloqueos de energía y nuestras resistencias para abrirnos a la armonía y paz que nos brinda.

Por eso nos enseñan los maestros hawaianos que no existe un masaje similar al otro, cada uno es único así como nosotros somos individuos únicos e irrepetibles.

El lomi lomi Heartworks trabaja con la energía del corazón canalizada a través de las manos y a su vez es el nexo entre nosotros y la energía del Universo (este estilo de masaje fue desarrollado por el maestro Sherman Dudoit).

Sus beneficios son varios, entre algunos de ellos, la relajación intensa de los músculos de todo el cuerpo, estimulación de  la circulación sanguínea y el sistema linfático, optimiza el funcionamiento de los órganos, desbloqueo de canales de energía, estimula el sistema respiratorio y digestivo y nos proporciona un equilibrio armónico en todo nuestro ser espiritual.